English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, 31 de diciembre de 2017

FSSPX.NEWS: UN SOPLO DE CATOLICISMO LIBERAL...



FUENTE (extracto)
La voz de la FSSPX se consideraba como el catolicismo tradicional, es decir el catolicismo auténtico, resistente.
La FSSPX sostenía en alto el estandarte de Cristo Salvador en el corazón de una modernidad cada vez más huérfana de Dios. Ella levantaba la hostia y el cáliz para ser adorados humildemente. Ella levaba, más allá de las fronteras, la voz de su Divino Maestro por el canto gregoriano y la procesión litúrgica. Predicaba al Verbo de Dios a pesar de los encogimientos de hombros y el sarcasmo de las conciencias rebeldes. Ella enfrentaba la verborrea del pensador o del teólogo liberal quien hace del “yo” el centro de su meditación espiritual. Ella era, en la legión de Cristo y de su Santa Madre, la caballería en marcha, dispuesta a luchar contra el error doctrinal y frenar sus metástasis. Las palabras de la Fe salían de su boca con fuerza; el valor de la Esperanza animaba su voluntad de combate, y la Caridad de sus obras despertó almas heridas para aliviarlas. Ella era firme en su aislamiento del mundo, en su deber de permanecer fiel a la Iglesia de siempre, a la misa de siempre, a los sacramentos de siempre, atacados todos juntos por la turba irónica y rebelde de los ateos o de los católicos liberales.
No obstante, al compás del “calentamiento climático” con el cual nos perforan ideológicamente los oídos, tal parece que el aliento en el interior de esta sociedad se calienta a su vez. Los jefes, que antaño gritaban “¡presenten armas!”, se ponen a descansar. Ellos se descargan de su impedimenta para ir a refrescarse a la fuente de sodas de Santa Marta o retirarse a la sombra de una sombrilla romana. Por el hastío de estos jefes actuales, y sin duda también por la pusilanimidad que gana sus espíritus, esta orden de la Iglesia militante se convierte en una especie de barco ebrio, un foro donde las opiniones se cruzan, un cacareo de gallinero sobre las ventajas de un nuevo modelo o un estatus canónico para abrigarse.

La máquina liberal está en marcha: hacerse ver bien para el otro, en Roma o en los cuatro continentes; proferir palabras suaves o tranquilizadoras, susurrar la verdad a regañadientes, reducirla al silencio o descuidarla por omisión.
De hecho, en internet la orden de combate es edulcorada para dar lugar a las sirenas de vivir juntos. El fundador de la FSSPX jamás se creyó vencido ni se sintió fuera de la Iglesia, jamás consintió con el reproche que le hacían las autoridades de la Iglesia de creerse ser, él solo, la Iglesia. Él era un hombre de Iglesia, en el seno de la Iglesia, apoyado en ella, investido de la misión de defenderla contra los espíritus retorcidos que la invaden desde hace más de un siglo y que el Vaticano II ha magnificado. La FSSPX es una obra de la Iglesia, en el mismo corazón de la Iglesia, puesta al margen por el veneno liberal que dirige Roma y las diócesis del mundo entero. Es de necesidad pública escribirlo y afirmarlo. Es incluso de necesidad católica atreverse a repetirlo a sus dirigentes actuales.
Porque este veneno liberal ha penetrado esta obra apostólica, instituida hace casi cincuenta años. La hermosa casada se puso el coqueto disfraz de “disponible” despreciando todas las reglas de buena moral. Porque la FSSPX está “casada”, ¡sí! “casada” con el magisterio perenne. Ella es la esposa del rito tridentino erigido en cetro de magnificencia en el curso de los siglos de cristiandad católica; ella es la sierva de un solo Señor para realizar el orden sacerdotal y debe negarse a toda alteración de este enlace real. El adulterio es liberal, el divorcio es liberal, el concubinato es liberal. La mezcla de ideas es liberal, la confusión de géneros y especies es liberal. Ninguno de estos perjuros liberales podría, sin traicionar, triunfar sobre la finalidad establecida por el fundador de esta sociedad.
Hoy en día, cuando leemos el sitio dedicado a la comunicación de la Casa General, FSSPX.news, no vemos ni el rechazo a los cortesanos romanos de sonrisas torcidas y de dedos cruzados por la espalda. Allí leemos breves o notas de actualidad sobre el Vaticano o la Iglesia en el mundo, sin el mínimo recordatorio de orden doctrinal, sin la mínima indignación espiritual ni la mínima interpelación teológica.
Varios artículos entre otros que actualmente están en línea comprueban esta renuncia del pensamiento frente al error: Francisco exhorta a la Curia a superar la lógica de los complots, El maestro deceremonias del papa da su definición de Liturgia y Francisco confirma almaestro de ceremonias de Benedicto XVI en sus funciones [Nota de NP: y vean también el artículo totalmente "inofensivo" sobre el esperpéntico Pesebre del Vaticano]. Aquí estamos ante la cruda, fría, huérfana ausencia de comentarios dirigidos que deja al lector la tarea de hacerse su propia opinión. El católico liberal es así: henchido de todas estas independencias de la verdad y el bien; de la inteligencia y de la voluntad; de la conciencia y del sentimiento; del cuerpo, del presente, de la razón, del individuo; es la independencia del hombre en todos sus estados porque se ha vuelto el Protágoras en quien reside la medida de todas las cosas.
Si se osa reprocharle este estado de espíritu, saca inmediatamente las garras, lanza decretos soviéticos contra la pretendida revuelta, sanciona a los autores, se reduce al silencio a uno, mandan al fin del mundo a otro… Las lecciones del Papa Francisco han sido aprendidas rápidamente
Que el sitio Internet de la Casa general -que se pretende del Santo Papa Pío X, gran luchador en contra de las herejías de nuestro tiempo- sea ahora el retransmisor, sin comentarios, de los errores liberales y modernistas que socavan el cuerpo doctrinal de la Iglesia; es una farsa. Conviene, desgraciadamente, señalarlo…
Gilles Colroy 

sábado, 30 de diciembre de 2017

NUEVO AVANCE SODOMITA EN LA IGLESIA: EL NUEVO PORTAL DE COMUNICACIONES EN INTERNET CONFIADO A UNA AGENCIA GAY FRIENDLY

El Vaticano hace branding para cambiar su imagen de marca y su comunicación en internet. Y para esto, qué mejor que confiar su realización a una de las multinacionales más implicadas en la ideología de género, la agencia Accenture.
Accenture se define como “una de las compañías de servicios a empresas líderes mundiales, facilitando servicios de consultoría y outsourcing a través de nuestras áreas de negocio de Estrategia, Digital, Tecnología y Operaciones”. Colabora con “más de tres cuartos de las compañías clasificadas en el Fortune Global 500”. En su carta compromiso se enorgullece de promover una política de "inclusión" y "diversidad" con el fin de "promover nuestras convicciones en el exterior para hacer cambiar las mentalidades". Esto significa, en definitiva, "proporcionar un entorno de trabajo verdaderamente inclusivo, reconociendo todas las formas de orientación sexual e identidad de género en el programa “Accenture en LGBT”.


Accenture se enorgullece de apoyar no solamente los LGBT en el seno de la compañía sino a “la comunidad global LGBT” en el mundo. De allí su promoción de diferentes actividades en favor de los “gays” como el Mes del Orgullo LGBT. El objetivo está bien definido: “Con el fin de desarrollar el compromiso de nuestros colaboradores LGBT en el seno de las comunidades locales y en cada país, nosotros patrocinamos la red global “Orgulloen Accenture” y dirigimos una comunidad de solidaridad para los colaboradores transgénero. Además hemos lanzado el programa Aliado LGBT en el cual los colaboradores actúan como facilitadores de la inclusión y sensibilizan en torno a la igualdad LGBT”.
En Accenture son tan “incluyentes” que organizan incluso un GayPride en el seno de la empresa.
¿Es posible que a Mons. Edouard Viganò, prefecto del Secretariado para la comunicación de la Sede, se le haya escapado esta realidad gay-friendly de la agencia a quien confió la comunicación de internet del Vaticano? Basta navegar rápidamente en el sitio web de Accenture para darse cuenta de su pasión por el arcoíris…

Viganò
Aunque es verdad que Mons. Vigano tiene amistades peculiares: fue él quien nombró, con el aval del papa Francisco, al sulfuroso padre jesuita James Martin, ardiente defensor de la causa LGBT, como consejero en la Secretaría de Comunicación vaticana. Durante un coloquio titulado Interferenze (Interferencias) organizado en Roma el pasado viernes 15 de diciembre por la Embajada de Italia ante la Santa Sede, en colaboración con la Secretaría de Comunicación vaticana para conmemorar el aniversario de la muerte de Marconi, pionero de la radio, uno de los periodistas invitados para intervenir fue Pierluigi Diaco, icono mediático de la lucha LGBT. A principios de noviembre, éste último celebró su “unión civil” con su compañero y “quisiera también un hijo, si hubiera una legislación adecuada”, nos dice el periódico Il Corriere
Y así sucesivamente, pues encontramos al lado de Mons. Viganò, durante toda su carrera eclesiástica, a homosexuales declarados…
Por lo tanto, la elección de Accenture puede no ser fortuita, ni independiente de su actitud gay… En cuanto a la comunicación vaticana en internet, es probable que sea cada vez más colorida.
Francesca de Villasmundo

miércoles, 27 de diciembre de 2017

CÓMO UN CATÓLICO SE VUELVE LIBERAL



En el capítulo XXXI de su insigne libro “El Liberalismo es pecado”, don Félix Sardá y Salvany nos da las pistas para conocer de qué manera viene a caer un católico en el liberalismo. Es importante, afirma, conocer las causas de ese declive para entender por qué el Liberalismo ha alcanzado tal universalidad, al punto que hoy lo vemos extenderse hasta en las fuerzas de la Tradición católica, a quienes Mons. Lefebvre les enseñó a ser antiliberales. Para prevenirnos de caer en sus lazos y emboscadas, viene a ayudarnos la obra maestra de la doctrina antiliberal, cual es el libro de Sardá y Salvany. Nosotros ensayaremos una aplicación concreta a lo que ocurre en la actual crisis de la FSSPX, como así también una a manera de advertencia para los resabios liberales que pueden percibirse en la Resistencia.

Comienza diciendo Sardá y Salvany que “muy frecuentemente se cae en la corrupción del corazón por extravío de la inteligencia; empero más frecuente es todavía caer en el error de la inteligencia por corrupción del corazón. Esto muestra claro la historia de todas las herejías”. Sin dudas que esto último, la corrupción del corazón y de las costumbres, el reblandecimiento de la vigilancia y la tolerancia a las faltas voluntarias, es lo que se apunta, en aquellos que han recibido buena formación doctrinal, y por lo tanto sus inteligencias han estado, al parecer, sólidamente establecidas en la verdad y la fe de siempre. Nos referimos a quienes han surgido de las filas de la FSSPX. Pero nuestro autor nos enseña, con su habitual capacidad de síntesis, que todo se reduce a tres principios: “Casi siempre dimana el error, no de profundos y trabajosos estudios, sino de aquellas tres cabezas de hidra que apunta San Juan y que llama: Concupiscentia carnis, concupiscentia oculorum, superbia vitae. Por ahí se va a todos los errores; por ahí se va al Liberalismo”.

Resume estas pendientes a tres que son las más usuales:

1ª.Se hace el hombre liberal por deseo natural de independencia y ancha vida.
2ª.Por el anhelo de medrar.
3ª.Por la codicia.

Sardá y Salvany nos da las razones generales porque el hombre caído siempre tiene en sí la tendencia a abrazar el Liberalismo, que es emancipación, contra el enfrenamiento del Catolicismo. Veamos ahora el caso de la actual FSSPX. ¿Acaso ella no tiene como principios la obediencia a la jerarquía y, al buscar reintegrarse a Roma o la Iglesia oficial, no busca ella más su dependencia, y no su independencia?

En realidad, al buscar el “reconocimiento canónico” o, como suele decirse, el sello oficial de “Católicos”, por parte de autoridades que son liberales y modernistas, destructoras de la fe católica, la Neo-FSSPX está apuntando al punto número dos, esto es, a medrar, a prosperar,  a progresar, a subir en su brillante carrera. Entonces, ¿cómo es que puede acusársela de querer ser “independiente”? Precisamente porque la Neo-FSSPX pretende imponerle condiciones a Roma, en el acuerdo que busca obtener con ella, y esas condiciones buscan que la dejen con un margen de libertad, que la dejen “ser tal como es”, que le den una estructura que le permita estar menos condicionada, que le den “garantías” de cierta “libertad”. En otras palabras, que le den una cierta “independencia”. A eso se reducen las interminables negociaciones con Roma. Ahora bien, compréndase que si las autoridades romanas fueran verdaderamente católicas, y no modernistas conciliares, todo eso sería una rebelión contra la autoridad, como buscar una autarquía por el simple hecho de que no se confía en esas autoridades. El católico es enteramente dócil a la autoridad de la Iglesia, y en este caso, estando la autoridad oficial separada de la verdad y la doctrina católicas, se somete enteramente a la autoridad de la Tradición, de la Iglesia de siempre y de quienes hoy la representan, un puñado de obispos resistentes. La Neo-FSSPX, habiendo aceptado la pluralidad doctrinal y litúrgica en el seno de la Iglesia, pues pretende que “Roma tal cual es” (liberal y modernista) permita en su seno a una “FSSPX tal como es” (católica tradicional), está declarando buscar una “independencia”, al convivir dos doctrinas y dos ritos de la misa que no son compatibles, antes bien se excluyen, sin que una busque desplazar a la otra. Es por esto que puede decirse que la Neo-FSSPX cayó de lleno en el liberalismo, por esto y por el segundo motivo ya sugerido más arriba.

Se objetará que en su momento Mons. Lefebvre pretendió que le dejaran “hacer la experiencia de la Tradición”. Con el tiempo comprendió que esto era erróneo, y que “hacer la experiencia de la Tradición” sólo puede hacerse en el marco estructural de la Iglesia católica y no en el de la iglesia conciliar. Y por esto se puede decir que la FSSPX no será independiente ni autónoma en la medida en que esté adherida a la Iglesia Católica de siempre, a la Roma eterna.

La FSSPX actual se siente “coaccionada” por su adhesión a la Tradición, pues ciertos de sus integrantes, estando de ese modo reducidos y bajo la presión del mundo liberal, sienten que no pueden “medrar”, esto es, “hacer carrera”, obtener reconocimientos, tener renombre, ampliar su apostolado. Como bien resalta Sardá y Salvany, no ser liberal es crearse la mayor de todas las dificultades, y para resistir al demonio que muestra halagüeño el porvenir, se necesita heroísmo. “Y los héroes son pocos”, concluye nuestro autor.

Finalmente, claro, puede haber codicia, pero eso ya es mucho más difícil de demostrar, y no es decisivo en este caso.

Vaya la lección y advertencia para todos, sobre todo los sacerdotes que han salido de la FSSPX, algunos de los cuales aman esa “independencia” que poco a poco los vuelve acomodados a una situación que los desliza, por ese mismo acomodo, a buscar medrar personalmente ya sea con una reputación intelectual, ya con la satisfacción de ser un “aguerrido y fiel combatiente”, que se llama a sí mismo “antiliberal”, cuando en verdad es lo contrario, solamente alguien que quiere la ancha vida, más propia de un cómodo solterón, que de un soldado en el ejército de Cristo.


Ignacio Kilmot

martes, 26 de diciembre de 2017

MÁS FOTOS DE LA ORDENACIÓN DEL R.P. RODRIGO RIBEIRO SAJM

Fuente: Sitio Oficial de la SAJM
 





Fotos de los Obispos con los ministros de la ceremonia y con los ordenandos: el RP Ribeiro y el el Diácono Hno. Juan Bautista OSB




Saludo del RP Joaquín FBMV

Misa del RP Ribeiro en Vitoria, ES, Brasil.


El RP Ribeiro con fieles de Vitoria.

domingo, 24 de diciembre de 2017

¡FELIZ NAVIDAD!


UN NUEVO SACERDOTE PARA LA SAJM





Fuente: Sitio oficial de la SAJM

Ayer 23 de diciembre, Mons. Williamson ha conferido el Orden Sacerdotal al diácono Rodrigo Ribeiro SAJM, en el monasterio de la Santa Cruz, Brasil.

Según el sitio oficial de la SAJM, a un año de su creación, la congregación cuenta con dos obispos (Mons. Faure y Mons. Zendejas), cinco sacerdotes (Padres Ballini, Duployez, Ribeiro, Salenave y Trincado) y 8 seminaristas incardinados (de un total de 12).

Deo Gratias! 


[más fotos en breve]

jueves, 21 de diciembre de 2017

EL PESEBRE DEL VATICANO TIENE VÍNCULOS CON LOS ACTIVISTAS SODOMITAS DE ITALIA

El pesebre "sexualmente sugestivo" del Vaticano tiene vínculos perturbadores con activistas LGBT de Italia 

LIFE SITE NEWS
Roma, 20 de diciembre de  2017 (LifeSiteNews) — Se ha sabido que el pesebre con un hombre desnudo, un cadáver y ninguna oveja o buey, es la ofrenda artística de una abadía que es el foco de los activistas LGBT italianos.
Investigaciones realizadas por LifeSiteNews revelaron que la Abadía de Montevergine, que donó el innovador “Pesebre de la Misericordia”, alberga una imagen mariana que ha sido adoptada como patrona por los activistas LGBT en Italia. El santuario de la abadía es el destino anual de una especie de peregrinación del “orgullo gay ancestral” sacro y profano, el cual, de acuerdo con un activista LGBT, ha ganado una “activa,  participación política de la comunidad LGBT en años recientes”.
Un oficial del Vaticano le dijo a LifeSiteNews que la abadía de Montevergine inicialmente propuso la idea original de una “Navidad de la Misericordia”. El Vaticano discutió y desarrolló un diseño más detallado con la Abadía, luego sometió los planes finales a la Secretaría de Estado y al Papa Francisco para aprobación, que fue puntualmente concedida.
“La presencia del Pesebre en el Vaticano es para nosotros una razón para estar aún más contentos este año”, djo Antonello Sannini, presidente del grupo activista homosexual de Arcigay Nápoles, a LifeSite News el martes. “Para la comunidad homosexual y transexual en Nápoles, es un importante símbolo de inclusión e integración”.
Furia por el Pesebre de Navidad
El furia por el Pesebre de Navidad estalló en Twitter la semana pasada, cuando las fotos de un personaje masculino casi totalmente desnudo que representaba la obra de misericordia corporal "vestir al desnudo" recorrieron los medios de comunicación social, provocando fuertes críticas y debates.


Los observadores lamentaron la "prominente colocación de la figura y su postura lánguida", según Breitbart, que reportó que la pose de la figura "llevó a muchos, en las redes sociales, a sugerir que hay un cierto tono homoerótico en la escena".
Facebook, añadiéndose a la furia, rechazó la foto, refiriéndose a su política contra imágenes “sexualmente sugestivas o provocativas”.
Un observador comentó, respecto al pobre hombre necesitado de ropas: “Yo he trabajado con un entrenador personal. Ese hombre ha estado en el gimnasio por dos horas diarias, seis veces a la semana”.
“Esta horrible exhibición, un sacrílego, altamente engañoso y malévolo intento de convertir la inocencia sagrada del pesebre en la Plaza de San Pedro en una herramienta de cabildeo para el movimiento por los derechos homosexuales, es sólo el último acto diabólico, pero uno que es sintomático de todo este pontificado ", dijo una fuente cercana al Vaticano a LifeSiteNews.
Mientras tanto, el artista napolitano que realizó el pesebre, Antonio Cantone, parecía sugerir que pretendía que fuera provocativo.
No es una natividad de campo; es particular y te hace pensar ", dijo. "No deja indiferente a nadie, hay provocaciones."
Un ícono mariano
El pesebre de este año también incluye una reproducción del antiguo y hermoso ícono de Nuestra Señora de Montevergine. El ícono original, alojado en una capilla del santuario de la montaña, mide 12 pies de alto y seis pies de ancho, y representa a la Santísima Virgen sentada en un trono con el divino Niño Jesús en su regazo.


La imagen mariana es oscura, y por eso se refieren al ícono como uno de las “Madonas Negras”. Entre los italianos locales, su complexión oscura los hace creer que ella era parte de la clase sirviente y así ella llegó a conocerse afectivamente por los fieles como “Mamma Schiavano” o “Mamá Esclava”.
Cada año, Nuestra Señora de Montevergine es honrada a través de dos peregrinaciones a su santuario de montaña: una el 2 de febrero, fiesta de la Purificación de la Santísima Virgen María o Candelaria; y la segunda el 12 de septiembre, fiesta del Santo Nombre de María, precedida por tres días de festejos.
La noche anterior a la fiesta, los peregrinos son recibidos en Ospedaletto d' Alpinolo, el pueblo más cercano a la abadía, antes de hacer la "sagliuta" o "juta" (del italiano "salire", es decir, ascenso) a pie hasta el santuario de Nuestra Señora de Montevergine a primera hora de la mañana siguiente. La celebración de tres días es una mezcla de sagrado y profano, con bailes y cantos acompañados de grandes panderos.
La “juta dei femminielli”
Nuestra Señora de Montevergine tiene un significado particular para los homosexuales y transgénero en Italia. De acuerdo con una leyenda, Nuestra Señora de Montevergine salvó a dos homosexuales de la muerte en el invierno de 1256. La pareja había sido golpeada y llevada de noche desde su ciudad hasta la montaña, donde fueron atados a un árbol y dejados para morir de frío o comidos por los lobos. De acuerdo a la leyenda, Nuestra Señora de Montevergine tuvo piedad de ellos y “milagrosamente” los liberó. En 2017, La Repubblica lo llamó “el milagro progresista de una Madonna gay friendly”.
Más comúnmente, ella es conocida como la madre “que concede todo y perdona todo”.
La “juta dei femminielli” [ascenso de los femminielli] es llevado a cabo cada año en el día de la Candelaria para evocar la leyenda a través de canciones y baile. Femminielli es un término utilizado en la cultura tradicional napolitana para referirse a la población de hombres homosexuales con expresión de género marcadamente femenino.


Arriba: el ángel con rasgos sexualmente indefinidos, ¿empalado?, y con un arco de flores en sus manos (que podría representar el "arcoiris gay"), en lugar de la tradicional cartela con la frase Gloria in excelsis Deo. Abajo, izquierda: una pastora con rasgos masculinos. (Nota de NP)


La comunidad LGBT también va a Nuestra Señora de Montevergine porque ella se asienta en el antiguo sitio del templo donde la diosa pagana Cibeles era adorada. En un artículo del 2014 titulado “la procesión de los femminielli”, La Repubblica notó que los sacerdotes eunucos de Cibeles se castraban ritualmente a sí mismos “para ofrecer su sexo como un regalo a su diosa para renacer con una nueva identidad”.
Antonello Sannino, el presidente de Arcigay Nápoles, le dijo a LifeSite que la “juta dei feminielli” involucra una “mezcla de lo sagrado y lo profano”. Admitiendo su propia distancia de la Iglesia, Sannino dijo que “hay una fuerte devoción popular entre los creyentes”, pero para otros representa confiarse a una divinidad pagana.
La peregrinación anual de la Candelaria es una especie de “orgullo gay ancestral”, dijo, y ha sido una “manera de dar la bienvenida dentro de la cultura de la ciudad [de Nápoles], a la figura del femminiello, el cual es disruptivo en una sociedad binaria “masculina-femenina”.
Montevergine politizada
En 2002, la peregrinación llegó a los titulares cuando el entonces abad de Montevergine, Tarcisio Nazzaro, expresó su descontento con la presencia de los “femminielli” napolitanos.
De acuerdo a La Repubblica, durante la Santa Misa Nazzaro les dijo: “Sus oraciones no son oraciones sino un clamor con el cual Nuestra Señora no está contenta y por lo tanto no lo recibe. Ustedes son como los mercaderes que llenaron el templo hasta que Jesús los expulsó”. Supuestamente, confió después al Sacristán: "No tengo nada contra nadie y no quería ofender a nadie, mucho menos a estos fieles individuales. Pero lo que es demasiado es demasiado. Necesitamos un poco de respeto por el lugar sagrado, y la dignidad del santuario debe ser preservada".
El Catecismo de la Iglesia Católica afirma en los párrafos 2358-2359, que aunque las inclinaciones homosexuales son "objetivamente desordenadas", los hombres y mujeres que sufren esta prueba "deben ser aceptados con respeto, compasión y delicadeza" y "todo signo de discriminación injusta respecto a ellos debe ser evitado", pero como todos los cristianos, están "llamados a la castidad" y a la perfección cristiana.


Sannino no reprochó al abad, pero pensó que la presencia en la abadía en 2002 de Vladimir Luxuria, el primer parlamentario transexual de Italia, precipitó la disputa. "Fue demasiado político en 2002 ", dijo.
Ese incidente animó al movimiento LGBT, dijo a LifeSite Ottavia Voza, presidenta de Arcigay Salerno. Otro incidente menor siguió en 2010, pero la "participación política activa de la comunidad LGBT" comenzó después de la disputa en 2002.
Un nuevo abad y un nuevo acercamiento
En septiembre de 2014, bajo la dirección del Papa Francisco, fue elegido un nuevo abad de Montevergine, Dom Riccardo Luca Guariglia. A principios de ese año, Luxuria escribió una carta al Papa Francisco en nombre de la comunidad LGBT, y la presentó públicamente en la peregrinación de la Candelaria en el Santuario de Montevergine. Nadie tiene conocimiento de una respuesta a esa carta. Una traducción en inglés puede leerse aquí.



En 2017, los líderes de la comunidad LGBT se reunieron con el Abad Guariglia. Voza dijo que las relaciones son ahora "excelentes" y este año "tuvieron la oportunidad de dialogar con el abad". Voza le dijo a LifeSite que Vladimir Luxuria estaba allí y el abad "se detuvo para hablar con nosotros". No fue una reunión privada pero "en esencia, nos dio su bendición", continuó Voza, añadiendo que el incidente en 2002 "fue completamente superado".
“Nos dio la bienvenida", dijo Voza," y comprendió la importancia de la presencia de la comunidad".
Las cosas también se intensificaron políticamente en 2017 cuando los activistas LGBT inauguraron el primer baño italiano "sin género" en Ospedaletto d' Alpinolo durante la peregrinación del 2 de febrero, y una pareja homosexual civilmente "casada" recibió la ciudadanía honoraria de las autoridades cívicas de Ospedaletto d' Alpinolo. Junto con los activistas LGBT, las autoridades civiles también revelaron una placa en la entrada de la ciudad que decía:"Ospedaletto d' Alpinolo está en contra de la homotransfobia y la violencia de género".
En la ceremonia, Vladimir Luxuria dijo que el pequeño pueblo de Ospedaletto d' Alpinolo debería servir de modelo para el resto de Italia.
El abad Guariglia fue entrevistado sobre la “juta dei femminielli” en el 2017, diciendo: "San Benito nos dice que los huéspedes deben ser acogidos como el propio Cristo” y la abadía tiene “esta peculiaridad, la de acoger a todo tipo de peregrinos que vienen al santuario, primero para rendir homenaje o encomendarse a la Madre de Dios, y luego también para celebrar los Sacramentos".
Descenso al neo-paganismo
Sannino dio la bienvenida al Pesebre Vaticano, diciendo que él cree que es un "símbolo importante de inclusión e integración", pero si esto significa una mayor apertura por parte de la Iglesia depende de "cuán conscientes" estuvieron los funcionarios vaticanos de la conexión con activistas LGBT en la toma de decisiones. Esperamos que la Iglesia desarrolle finalmente un verdadero sentido de apertura tras las palabras del Papa", dijo, refiriéndose al comentario de Francisco: "¿Quién soy yo para juzgar?" "La Iglesia es extremadamente lenta en sus transformaciones", cree, y confía en que "esto también sucederá".

Una Virgen sentada inmodestamente, con un aire masculino y en actitud nerviosa. Unos ángeles con expresión de molestia o aflicción. Un Niño oculto. (Nota de NP).
Pero la gente en Roma se pregunta cómo responderá el Papa Francisco. Como en los años pasados, se espera que el Papa Francisco pase tiempo en oración silenciosa ante el pesebre el 31 de diciembre después de las Vísperas y el canto de la oración de acción de gracias Te Deum en la Basílica de San Pedro. La preocupación es que la óptica de su oración silenciosa ante el ícono de Montevergine y el hombre desnudo, situado a ambos lados del Nacimiento, enviará una señal, o será utilizado por los políticamente más entusiastas de la comunidad LGBT, para impulsar su agenda. 
Oficialmente, el Vaticano no está comentando sobre el Belén, así que no está claro cuán conscientes son los que tomaron las decisiones de sus conexiones con la abadía de Montevergine y sus asociaciones con los activistas LGBT de Italia. LifeSite se puso en contacto con el portavoz del Vaticano, Greg Burke, pero se negó a responder.
El historiador de la Iglesia Italiana Roberto de Mattei, de la Fundación Lepanto, ve esto como el último intento de "paganizar Italia y Europa" por medios indirectos, en lo que él llama "neo-paganización suave".
Esto implica elegir lugares de adoración cristiana "para regresarlos a sus orígenes paganos", explicó de Mattei, enviando al cristianismo de vuelta a la era de las catacumbas donde fue perseguido por los paganos. El movimiento LGBT no es sólo político o cultural, sino un "movimiento religioso" con características paganas, agregó. Esto no debería sorprendernos, porque el sexo también estaba en el centro de muchos cultos paganos, "dijo De Mattei. "Esto, por lo tanto, predice una nueva persecución neo-pagana de los que permanecen fieles al catolicismo."
De Mattei señaló que el próximo año marca 50 años desde la revolución cultural, o sexual, de 1968, y cree que ahora se está "transformando en una revolución religiosa" donde el sexo todavía está en el centro, pero que "se está transformando en una divinidad destinada a reemplazar al cristianismo".

La estrella no es normal porque parece estar cayendo. ¿Se trata de una representación de Satanás? ¡Cómo has caído del cielo, oh lucero de la mañana, hijo de la aurora! (Isaías 14,12). (Nota de NP)

miércoles, 20 de diciembre de 2017

MEDIAS-PRESSE INFO: ENTREVISTA AL P. PAUL MORGAN

Presentación
Yo soy el P. Paul Morgan, ordenado por Mons. Lefebvre en Ecône en 1988. Luego de mi ordenación, estuve 4 años en la casa de distrito en Londres, como asistente. Después fui el primer superior de la Fraternidad San Pio X en Filipinas durante cuatro años, hasta 1996. Luego 2 años como director de la escuela St. Mary’s en Inglaterra y luego 5 años como prior en Postfalls Idaho, Estados Unidos. Después fui durante dos años Superior del distrito de Gran Bretaña, Irlanda y Escandinavia, hasta 2015. Luego pedí un año sabático, que pasé en Montgardin. Y después fui prior de 2016 al 2017 en Vancouver, Canadá.
MCI ¿Cuál es su situación actual?
P. Morgan: Ahora me encuentro fuera de la Fraternidad, pues presenté mi renuncia el 9 de agosto de este año [2017] a causa del asunto de los matrimonios.
¿Por qué el asunto de los matrimonios lo llevó a renunciar?
Me pareció, me sigue pareciendo, que es un compromiso esencial el aceptar el principio de que los sacerdotes representantes de las diócesis modernistas vengan con nosotros, a los bastiones de la Tradición, para recibir las promesas de los contrayentes. Incluso si en la práctica está un poco restringido, hemos aceptado el principio. Es por eso, en concreto, que hice mi carta de renuncia.
¿Por qué reaccionar ahora?
Pienso que éramos algunos, no pocos sacerdotes e incluso superiores, que reaccionamos contra la nueva manera de hacer las cosas, ya desde antes del capítulo de 2012. Fuimos varios en Albano, en 2011, los que dijimos a Mons. Fellay, muy respetuosamente, que no se debían continuar estas negociaciones para hacer un acuerdo con la Roma modernista. Por lo tanto, ya se ha hecho mucho en la Fraternidad, entre nosotros, con los superiores para denunciar y para oponerse a estas negociaciones. En 2012, por ejemplo, el distrito de Gran Bretaña estaba dispuesto, en su totalidad, a hacer un cese -si así se dice en francés- si se realizaba un falso acuerdo con la Roma moderna. Por lo tanto, no fue este año que nosotros empezamos a reaccionar, sino que fue hace años.
¿Por qué no reaccionar públicamente?
Yo pienso que el manifiesto, la declaración de los 7 decanos y de los superiores de las comunidades amigas en Francia estuvo muy, muy bien formulado. Así que públicamente ya estaba explicado. Y puedo decir también que hice las cosas en orden y en regla, al enviar un manifiesto firmado por varios sacerdotes de Canadá a Mons. Fellay y a Menzingen, explicando sencillamente los problemas graves con estas nuevas directivas para celebrar los matrimonios. Además se habló inmediatamente de esto en internet, por lo que se hizo público, etc. Yo decidí hacer así las cosas. Ahora yo ya hablo públicamente, pues ya tuve el tiempo de organizarme, y me fui de Canadá con una maleta en la mano, no sabiendo qué hacer, pues uno jamás piensa en encontrarse solo y afuera.
¿Qué perspectivas para el capítulo general de 2018?
Desgraciadamente, yo no tengo muchas esperanzas en el capítulo general del año próximo. Me parece que con el cambio en los espíritus que se hace desde hace varios años, ahora se piensa que Roma es gentil, Roma nos quiere, se puede hacer un acuerdo o hacer supuestamente mucho bien en el interior de la Iglesia. Como si estuviéramos fuera de la Iglesia hasta que esto suceda, esto no es creíble, ¿no es así? Por lo tanto, yo no tengo muchas esperanzas. Y vemos que los buenos sacerdotes, como los 7 decanos, por ejemplo, que han hecho un excelente documento -y un saludo especial al P. de la Rocque que está en exilio en Filipinas, país que amo mucho pero igualmente está exiliado- vemos lo que le sucede a los sacerdotes que denuncian de manera respetuosa y recta los problemas; los castigan. Entonces pienso que los superiores, en el capítulo, seguirán sencillamente lo que Menzingen les diga.
¿Qué hay de su apostolado?
Actualmente no tengo apostolado oficial. Estoy en contacto con no pocos sacerdotes en Francia y en el extranjero. Y con los fieles, alentándolos y apoyándolos. También con los sacerdotes que ya salieron hace algunos meses o años por razones semejantes.
Es alentador ver en Francia a las comunidades religiosas muy sólidas, tanto religiosos como religiosas. Estoy en contacto con ellos pero comprendo que es una situación difícil para esas comunidades que tienen el riesgo de ser sancionados si se muestran de acuerdo con los sacerdotes como yo.
Aun así celebramos la misa, rezamos, visitamos a los cofrades, pude predicar un retiro hasta ahora, hacemos visitas aquí y allá. Recibo muchas invitaciones de otros países para hacer cosas. Pero actualmente, por razones prácticas, es necesario organizarse antes de lanzarse en otras cosas. Creo, me parece que en justamente en junio-julio, se pondrán en acción, creo que habrá más reacciones buenas, en el curso del próximo año.
¿Está en colaboración con los obispos consagrados por Mons. Williamson?
Por supuesto, en caso de necesidad se necesitan obispos para las Ordenes y las confirmaciones. Consagrar obispos en este caso de urgencia, como el mismo Mons. Lefebvre lo dijo, es algo que puede repetirse. No es algo reservado exclusivamente a Mons. Lefebvre. Sí, estamos totalmente dispuestos a colaborar con los fieles, con los católicos fieles.
¿En conclusión?
Concluyo diciendo que siempre tenemos la esperanza en el Buen Dios. Pienso en Mons. Lefebvre que se encontraba solo. Él renunció a los Espiritanos para no contribuir a la destrucción de su congregación y así, otros sacerdotes como él, y ciertamente algunos otros, hicieron esto por razones importantes. Tratamos de hacer contactos, de agruparnos con el fin de ayudar a otros sacerdotes que por ahora permanecen en el interior de la Fraternidad, esperando organizar algo para ayudarlos. Y también a los fieles muy firmes. Hay mucho trabajo por hacer. Tenemos esperanza.

Y finalmente, Nuestra Señora de Fátima habló de la desorientación diabólica. Me parece que lo que sucede entre nosotros es un ejemplo, en este año 2017, de esta confusión de espíritu. Entonces, como lo dijo Mons. Lefebvre, es necesario seguir fielmente, es necesario conservar los principios de combate para la fe, el buen combate y, si es necesario sufrir haciendo esto, que se haga la santa voluntad de Dios.

BERGOGLIO: LA APOTEOSIS DEL SUBJETIVISMO EMOCIONALISTA (II)



La «Justificación» luterana y la «novísima moral»

El nominalismo, negando la realidad de los hábitos entitativos o cualidades estables (por ejemplo, la salud y la enfermedad naturales o la gracia y el estado de pecado sobrenaturales) altera la doctrina de la Justificación a través de la gracia santificante y abre las puertas al luteranismo. En efecto, la gracia habitual o santificante es un don permanente o hábito entitativo divino infundido sobrenaturalmente en la sustancia del alma humana, a la que confiere la santidad y la presencia de la Santísima Trinidad. Pues bien, para los nominalistas, los hábitos entitativos son sólo voces y palabras («flatus vocis») que no tienen ninguna realidad. Lutero, formado filosóficamente en el nominalismo occamista, rechazó la doctrina católica sobre la gracia santificante, reduciéndola a una imputación extrínseca o atribución puramente nominal y no real y objetiva, de la santidad de Cristo al pecador, atribución que no cancela realmente el pecado y no confiere la vida sobrenatural, sino que solamente cubre como un velo el pecado, que, por ello, permanece igualmente en el alma humana, como la suciedad bajo una alfombra[1]. De aquí, según el nominalismo de Bergoglio, que entre los católicos modernistas y los protestantes no existen diferencias acerca de la doctrina de la Justificación y la negación práctica del libre albedrío y de la responsabilidad moral de las propias acciones.

El libre albedrío y la moral subjetiva

Según la recta razón y la sana doctrina, en cambio, la situación subjetiva no cambia la esencia objetiva del hombre. O sea, todos los hombres normales, en toda situación, siguen teniendo su naturaleza de animales racionales, libres y responsables. Por tanto, excepto los casos patológicos excepcionales o circunstancias que eliminan o disminuyen notablemente el uso de razón y de libre albedrío, todo hombre es responsable de sus propios actos, que deben corresponder a la moral objetiva, natural y divina, para ser buenos, de otro modo son moralmente malos o pecaminosos.

Negado esto por el nominalismo protestante y modernista, todo hombre es dejado a merced de sus instintos subjetivos y además la misma ley moral ya no es un mandamiento, una orden general, que tiene valor objetivo y real para todo hombre. Ya no es la ley objetiva la que dice lo que se debe o no hacer en las situaciones particulares, sino que es la situación concreta la que prevalece sobre la moral y sobre la ley objetivas. Como para Descartes ya no es el yo pensante el que se debe conformar con la realidad extra-mental, sino que el ser y lo real son producción del pensamiento subjetivo (cogito ergo sum / pienso luego existo), así, para Bergoglio, es lo que nos parece bien a nosotros lo que hace buena la acción. En efecto, Francisco sostiene que «cada uno tiene su idea del bien y del mal y debe elegir el bien y combatir el mal como él lo concibe» (A. M. Valli, 266. Jorge Mario Bergolio. Franciscus P.P., Macerata, Liberilibri, 2017, p. 44[2]).

Así, la situación subjetiva prevalece y libera al individuo de las obligaciones universales y de la moral objetiva (esta situación es muy penosa, por tanto no estoy obligado subjetivamente por la ley objetiva, ya sea divino-positiva o natural).

FELIZ NAVIDAD BERGOGLIANA: FEALDAD O Y OFENSA AHORA EN FÁTIMA



La nueva Navidad: fealdad y ofensa (ahora en Fátima)

A la fealdad y ofensa del  nacimiento del Vaticano, se suma el horroroso “nacimiento” instalado en la Iglesia del Santuario de Fátima. El “nacimiento” del Vaticano  es el precursor de la ofensa y deprecio a la fe, como le corresponde como cabeza;  Fátima sigue las huellas de su predecesor romano, como le corresponde a su Obispo, sucesor jerárquico.

Lo feo, lo desfigurado y sin gusto,  lo ofensivo, lo irreverente se ha instalado en este Pontificado, pretende  hacernos ver la incomparable belleza del misterio de la Natividad del Señor, bajo el prisma de la fealdad e irreverencia. Estamos ante una Iglesia que se ha mimetizado con el mundo, con el demonio y con la carne; es decir, tiende a confundirse una con lo otro; hasta que llegue el día en que uno no sabrá distinguir entre lo santo de la Iglesia y lo pecaminoso del mundo, porque el pecado lo inundara todo, como río desbordado que anega todo lo que encuentra a su paso, sin distinguir allí por donde pasa.

¿Es arte lo que vemos en Fátima? ¿Alegra el corazón? ¿Eleva el alma? Al arte religioso le incumbe en primer lugar este oficio de alegrar el  corazón y elevar el alma, así lo ha hecho siempre, y pensábamos que no moría nunca. ¿Podemos decir que el arte religioso ha muerto? Siempre se ha considerado vanidoso un arte frío y soez, desabrido y frívolo. Contemplamos lo que en realidad es un arte que se abaja  a la vileza, y a la desolación moral, y que se complace en hurgar en lo safio y esperpéntico. Un “arte” que huele a fetidez  moral. El obrero que trabaja en las letrinas, saca la suciedad al exterior; esos artistas introducen a las almas en la hediondez de su estupidez.

¿Estamos ante un arte realista?, ¿qué clase de arte es? Es un arte insano, perverso, que considera la fealdad, lo vulgar y maloliente, como credencial de nefastos de “artistas” No puede ofrecer ninguna alegría un arte que trata como accesorio y despreciable la belleza  del misterio santo y  divino, para hacer sobresalir lo irreverente y feo como novedad.

Los responsables del nacimiento del Vaticano, como los de Fátima, ¿qué entienden por “servir a Dios con alegría”, “Regocijaos en el Señor”? No puede ser que sus miradas sean claras y limpias, ni que  sus corazones muestren sana alegría por el misterio de la Encarnación del  Hijo de Dios. Estamos ante una Iglesia complaciente con el mundo al que quiere alagar y con el que se quiere congraciar.
Carlos María Rey
_____________________________

¿Y LA NEO-FSSPX? PUES CON SU CAPILLA ESPERPÉNTICA DE MADRID, SIGUE LAS TENDENCIAS "ARTÍSTICAS" DE LOS LIBERALES Y MODERNISTAS:

A la izquierda, la imagen de Nuestra Señora de La Salette que se halla en ese santuario de Francia. A la derecha,  la imagen de "Nuestra Señora de la Neo FSSPX", de la capilla de la Fraternidad en Madrid (el adefesio no registra cambios, según lo que se ve en las imágenes de Street View de mayo de este año)